Enfermedades del Ganado por una mala Alimentación

Como ocurre con los humanos, el ganado ovino, bovino y caprino presentan enfermedades cuando la alimentación es deficitaria. Un manejo incompleto puede provocar entre otros la infertilidad de los distintos animales o la malformación en fetos durante el período de gestación, pero además de lo mencionado, son más los problemas que se plantean cuando la alimentación es de mala calidad o cantidad.

La ausencia de vitaminas y minerales provocan todo tipo de problemas ligados directamente con el futuro y el buen rendimiento del animal. Son problemas que afectan desde la pezuña, foco de malestar en el animal que conlleva a una bajada de rendimiento, pasando por “la enfermedad de las vacas locas” que es provocada por la ingestión de alimentación en mal estado contaminados con el prion, o la falta de desparasitación, que estimula la aparición de grandes anemias que instan a muertes repentinas. Del mismo rasero, a mi juicio, son las enfermedades infecciosas que impulsan las muertes en masa de parte del rebaño. Tras estas, el problema se agrava por el gran riesgo que es su transmisión al humano al consumirlo como en ocasiones ha ocurrido produciendo incluso la muerte de las personas.

El mal estado de los alimentos como en el caso del centeno mueven al animal que lo consume a padecer ergotismo. La indigestión es un factor predisponente de primer orden en la génesis de las enterotoxemias. Esta indigestión puede estar causada por sobrecarga o por cambios bruscos de alimentación (especialmente el cambio de fibra a pienso concentrado).

Solo doy una pequeña muestra de enfermedades que contraen los rebaños por la deficiente alimentación.

En estos momentos con la crisis la alimentación completa del ganado supone un coste bastante elevado para el ganadero. El ensilado permite reducir esos costes sin bajar la calidad en el sustento de las reses, aportando toda la proteína, energía, minerales y vitaminas que necesita para que su rendimiento esté al 100%. Son muchos los componentes que pueden ser incluidos en los microsilos, solo hace falta estudiar las distintas propiedades de los alimentos para poder incorporar el más beneficioso en la dieta de cada animal.

Hoy en día la buena y completa alimentación, no tiene porque ser un quebradero de cabeza para los ganaderos. La tecnología y las nuevas técnicas, están a su disposición para solucionar lo que antes era un problema a alto coste

www.ensilados.com

comercial@ensilados.com

Mariano 609 439094

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>