Innovar y ahorrar alimentando al ganado

La innovación en la alimentación del ganado está en alimentar mejor y gastar mucho menos

 

El secreto está en usar ensilados de cereales y productos hortofrutícolas que tienen alto valor nutritivo real. No sólo se ensila forraje. Es posible ensilar maíz con patatas, remolacha con paja, avena con zanahorias, etc. Todo “orgánico” y 100% natural. Que existen este tipo de ensilados es bastante conocido pero quizá todavía no te hayas sentado un rato a calcular los ahorros que supone para tu explotación sustituir total o parcialmente el pienso habitual con ensilados.

Vamos a ver paso a paso cómo alimentar a tus rumiantes y caballos mucho mejor y además con un ahorro en dinero de entre 40 y 50 ptas. /diarias por cabeza. ¿Te parece poco? Supongamos que tienes 100 ovejas de campo. Si por cada oveja ahorras 30 ptas. /día en alimento tendrás un ahorro diario de 100 ovejas x 30 ptas. /oveja = 3.000 ptas. /día. Como las ovejas comen todos los 30 días de un mes tenemos un ahorro mensual de 3.000 ptas. x 30 días = 90.000 ptas. (540 €). Esto supone como mínimo un ahorro de 540 x 12 meses = 6.500 €.

100 ovejas corresponden a una explotación relativamente pequeña, Imagina lo que suponen estos ahorros para 500 ovejas o 500 vacas.  Merece la pena que dediques tiempo a calcular tus costes reales de alimentación y trabajes para mejorar los costes.

 

 

En el peor supuesto, desde el punto de vista de lo que nos cuesta, que es seguir alimentando con pienso complementándolo con ensilado de maíz forrajero picado. Es posible alimentar a los animales solamente con ensilado de maíz con lo que el ahorro es mayor. Todo depende del estado de los animales,  si tienen campo, etc.

¿Qué son los ensilados?

 

Los ensilados o microsilos consisten en un sistema de conservación y almacenamiento que mantiene la materia prima en sus condiciones óptimas de frescura y capacidades nutritivas, mediante un proceso mecánico que consiste en trocear y prensar la planta de maíz, avena, alfalfa, etc. A continuación se sujeta el producto con una red de cuerda y se aísla de la atmósfera envolviéndolo (en los ensilados que fabricamos) con más de 14 capas de plástico opaco muy resistente. Se produce así un ambiente anaerobio (ausencia de oxígeno) que conserva  los componentes durante al menos 2 años manteniendo todas sus propiedades y aumentando la digestibilidad de las proteínas vegetales.

De hecho cuando se fabrica un ensilado hay que dejarlo en reposo 21 días para que el equilibrio de los componentes  se produzca. Un ensilado abierto antes de este plazo estará caliente debido a la oxidación provocada por el contacto con el oxígeno del aire.

Las bacterias presentes en los cereales ensilados inhiben su crecimiento en ausencia de oxígeno pero dejan espacio a otras bacterias, responsables de la fermentación láctica, que estabilicen la mezcla de manera que el alimento se conserva como el primer día, fresco, apetecible y digestible para el animal.

Este proceso explica que un ensilado pueda durar 24 meses sin alterarse. Conserva sus propiedades como el primer día.

en www.ensilados.com hay ejemplos reales de ensilados para rumiantes y caballos

¿te sirve esta información? ¿alguna pregunta?

gracias

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>